jueves, 22 de mayo de 2014

LA NASA PUBLICA UN LIBRO SOBRE “ARQUEOLOGÍA, ANTROPOLOGÍA, Y COMUNICACIÓN INTERESTELLAR

Andrés Salvador

Archaeology, Anthropology,
and Interstellar Communication

Crédito: NASA
Este 22 de mayo la  Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio - NASA ha publicado en línea un libro titulado Archaeology, Anthropology, and Interstellar Communication [= Arqueología, Antropología, y Comunicación Interestelar] editado por Douglas A. Vakoch [The NASA history series - SP-2013-4413]. Se informa que: “Dirigiéndose a un campo que ha sido dominado por astrónomos, físicos, ingenieros y científicos de la computación, los colaboradores de esta colección plantean cuestiones que pueden haber sido pasadas ​​por alto por los científicos físicos acerca de la facilidad de establecer una comunicación significativa con una inteligencia extraterrestre. Estos estudiosos están tratando de resolver algunos de los grandes desafíos que afrontará la humanidad si una señal rica en información emanante de otro mundo es detectada. Recurriendo a problemas en el núcleo de la arqueología y la antropología contemporánea, nosotros podemos estar mucho mejor preparados para el contacto con una civilización extraterrestre, si ese día alguna vez viene”.

TABLA DE CONTENIDO

Reconocimientos ix
Lista de figuras xi

I. Introducción

La reconstrucción de civilizaciones distantes y el encuentro con culturas exóticas 
Douglas A. Vakoch xiii

II. Perspectivas históricas sobre SETI

Capítulo 1: SETI : Los años de la NASA
John Billingham 1

Capítulo 2: Una historia política del programa SETI de la NASA
Stephen J. Garber 23

Capítulo 3: El rol de la antropología en SETI  
Una visión histórica
Steven J. Dick 49

III. Análogos arqueológicos

Capítulo 4: 
Un cuento de dos análogos  
El aprendizaje a distancia de los antiguos griegos y mayas y el problema de descifrar  radiotransmisiones extraterrestres
Ben Finney y Jerry Bentley 65

Capítulo 5: Más allá de Lineal B
El desafío  metasemiótico de la comunicación con inteligencias extraterrestres
Richard Saint- Gelais 79

Capítulo 6: Aprender a leer
Desciframiento de un mensaje interestelar desde una perspectiva arqueológica y antropológica
Kathryn E. Denning 95

Capítulo 7: Inteligencia Inferirida
Prehistoria y Extraterrestre
Paul K. Wason 113

IV. Antropología, Cultura, y Comunicación

Capítulo 8: Antropología a Distancia 
SETI y la producción de conocimiento en el encuentro con un  otro extraterrestre
John W. Traphagan 131

Capítulo 9:  Consideraciones sobre Contacto 
Una perspectiva transcultural
Douglas Raybeck 143

Capítulo 10:  Cultura y comunicación con una inteligencia extraterrestre 
John W. Traphagan 161

Capítulo 11: Hablando por la Tierra 
Proyectar valores culturales a través del espacio profundo y el tiempo 
Albert A. Harrison 175

V. La evolución y la realización de los Extraterrestres 

Capítulo 12: La evolución de los extraterrestres 
La síntesis evolutcionaria y estimaciones de la prevalencia de la inteligencia más allá de la Tierra 
Douglas A. Vakoch 191

Capítulo 13:  Prerequisitos bioculturales para el desarrollo de la comunicación interestelar 
Garry Chick 205

Capítulo 14: Etología, etnología y comunicación con inteligencias extraterrestres 
Dominique Lestel 229

Capítulo 15: Restricciones en la construcción del mensaje  en la comunicación con inteligencias extraterrestres 
William H. Edmondson 237

VI . Epílogo

Espejos de nuestras suposiciones 
Lecciones de un Neanderthal artrítico 
Douglas A. Vakoch 251

Acerca de los autores 255

NASA History Series 261

Índice 279

El libro puede ser descargado gratuitamente desde: Douglas A. Vakoch, "Archaeology, Anthropology, and Interstellar Communication", May 22, 2014 - Diseño fijo: PDF [1.7 MB]

Nota: Traducción castellana de Andrés Salvador (sujeta a revisión) Agradecemos a Jacky Kozan de la Coordinación de la Académie d'Ufologie y por su intermedio a Paul Stonehill, el poner en nuestro conocimiento esta noticia.

lunes, 5 de mayo de 2014

ELEMENTOS TÍPICOS DEL CAMINO DE AVENTURA DEL HÉROE PRESENTES EN EL RELATO DEL ENCUENTRO CERCANO DEL TERCER TIPO DEL CASO ITUZAINGÓ (1985)

Publicado originalmente en Alternativa OVNI, Abril de 2014, Número 4, pp. 19-24

Andrés Salvador

Encuentro del matrimonio con el humanoide, en las 
inmediaciones de Ituzaingó el 24 de agosto de 1985, 
según la interpretación del dibujante Carlos Pedrozo 
(2002) - Archivo Francisco Villagrán.
Pero en todos estos casos, la presencia de los Aliens, catalogada como dependencia, paridad o superioridad respecto a lo humano, se produce siempre con un proceso de humanización, hasta el punto de que la misma etnografía aberrante abierta por la elaboración de diversas figuras de Alienígenas, se resuelve en una verdadera y propia reserva de símbolos y de caracteres típicamente humanos

Franco Ferrini, Qué es verdaderamente La Ciencia Ficción

En este trabajo se buscan establecer los elementos típicos del <<camino de aventura>> del <<héroe>>  señalados por Joseph Campbell (1992), que pudieran estar presentes en el relato del encuentro con humanoides del caso Ituzaingó (1985).

Hechos del Caso Ituzaingó. El 25 de agosto de 1985 el diario El Litoral de Corrientes publica un artículo de la periodista Norma Massa, ya fallecida, quien entonces estaba al frente de la Agencia del diario en Ituzaingó, en el que, bajo el título: Después de los OVNI… (Agencia, 1985b)[1], se informa sobre un encuentro cercano del tercer tipo = EC3 (Hynek, 1979: 37-38) del que habría sido protagonista un matrimonio no identificado, en las cercanías de dicha ciudad, cabecera del Departamento Ituzaingó (Corrientes - Argentina), en la madrugada del sábado  24 de agosto  de 1985[2] entre las 01:00 y las 02:45 horas:

1. Circunstancias en que se pone en conocimiento de la informante el incidente: Según Massa: 
“llegó en la madrugada[3] de ayer, un matrimonio que viajaba desde Posadas a bordo de su automóvil por Ruta 12 hacia Corrientes (es oriundo de la capital provincial) y a cuyos integrantes nos resistimos a abrirle nuestra puerta a hora tan intempestiva, pensando que podíamos ser víctimas de delincuentes[4]. Pero el hombre, nos arrojó por entre las persianas sus documentos de identidad, el profesional y el del automóvil, señalando que su esposa necesitaba atención y querían poner en conocimiento de EL LITORAL lo ocurrido.  Franqueado el acceso entonces, nos presentamos y efectivamente, la señora estaba en lamentables condiciones, con una fuerte crisis nerviosa, por lo que la hicimos acostar, y le efectuamos la asistencia que en esos casos se requiere, lo que hizo que se repusiera bastante y pudiera participar del diálogo que mantuvimos con el esposo.  Este nos pide que mantuviéramos su identidad en reserva por las razones apuntadas anteriormente[5] ” 
2. Inicio del EC3:

“Este (…) señaló que venía a una velocidad crucero de 100 Kms. por hora por cuanto tenía temor de los animales sueltos en la ruta. Agregó que pasando el acceso a Ituzaingó, a la distancia y sobre su mano, advirtió luces de distintos colores en tonos transparentes, rosado y levemente amarillo, y aunque no es normal este tipo de colores en los camiones pensó que sería uno de ellos. Aminoró la marcha y cuando se acercaba, una luz cobró mayor potencia por lo que se detuvo, ante la inquietud de su esposa que le pedía que siguiera. Señala que encontró en condiciones de hacerlo porque no veía el camino ni la banquina, y entonces el vehículo quedó en penumbra”.

Descripción del objeto: “Tampoco pudo describir el vehículo por la penumbra o por impedirlo la fuerte luz”.

3. Desarrollo del EC3: Se sigue básicamente aquí la secuencia del relato, con la salvedad de que en este el punto 5 precede al 4:
1) Descripción del humanoide: “un hombre se acercó a ellos” = “El “hombre”, dijo nuestro visitante que estaba vestido con un traje oscuro pero no pudo decir si era enterizo o de que estilo a raíz de la penumbra y de la falta de luces, pero advirtió que en su cuello y pechera asomaba una especie de atavío como el que usan algunos sacerdotes, en color claro. Estaba con la cabeza descubierta y su cabello era normal, ni largo, ni corto. El rostro del supuesto extraterrestre era de bellas facciones[6], ojos muy grandes y agradables, mirada buena y una voz totalmente normal, aunque muy grave”. Cuando el humanoide  posa su mano en la del conductor del automóvil “nuestro comprovinciano pudo advertir que la mano era de una temperatura igual a la normal de cada individuo”. 
2) Contenido de la comunicación: “diciéndoles:” [Lengua: “manejaba un fluido castellano más propio del argentino que de otro ciudadano latino americano o español”[7]] !No [sic]  se asusten! ¡No tengan miedo!. No somos de la Tierra…!” “Como la esposa lloraba y se acurrucó junto al marido, el hombre señalándola le dijo: No tenga miedo, mujer[8], no hacemos nada malo, queremos conocerlos. Cuando el conductor del auto le solicitó que los dejara ir el extraterrestre le pidió que no lo hiciera y que lo escuchara”. 
3)  Procedencia del humanoide: “Con una fuerte impresión nuestro visitante, en medio de la soledad del lugar, escuchó entonces que el supuesto extraterrestre le dijo: Nosotros pertenecemos a MAIT, otro mundo, en otro espacio, como la Tierra. Somos hombres y mujeres pero no tenemos esta civilización. Venimos a conocerlos. Dígale a todos que no tengan miedo“. 
4) Descripción del lugar de procedencia: “Recuerda nuestro entrevistado que el hombre le dijo que en el mundo no había otro transporte que los aéreos y que como nosotros también tenían sol y luna, estrellas, vientos, lluvias, calor y frio”. 
5) Contacto físico: “En un momento dado el visitante posó su mano en la del conductor del automóvil con el evidente deseo de tocarlo”. 
6) Carácter no hostil  del comportamiento del humanoide: “También expreso que no quería que se asustaran[9] porque no eran enemigos, que hay mucha gente en el mundo, que ya sabe de su existencia, pero que no la dice y ellos no saben por qué.                                                                  Luego se dirigió a la señora muy afectuosamente tratando de calmarla, y pidiéndole que contara que ellos eran buenos”. 
4. Desenlace del EC3: 
“En los tramos finales de la singular entrevista le solicito a nuestro entrevistado que le entregara algo para llevar a MAIT y el hombre tomó un frasco de perfume que tenía en la guantera, el cepillo de dientes con su envase y una jabonera conteniendo un jabón de tocador y se los entregó al “extraterrestre”, agregando un paquete de galletitas dulces intacto que estaba sobre el tablero y un billete de un austral señalándole para qué era cada una de las cosas que le entregaba[10].  El “extraterrestre”, antes de despedirse, le expresó que no pusiera en marcha el auto hasta que ellos no partieran[11] y sonriéndoles se alejó hacia el “OVNI” donde lo aguardaban otros seres.  Inmediatamente se intensificó una de las luces hasta enceguecerlos y la luz se elevó rápidamente desapareciendo del lugar en el horizonte[12].” 
5. Hechos posteriores al EC3: 
“Con su esposa en crisis nerviosa, nuestro visitante recordó que siempre había leído en EL LITORAL noticias de su Agencia en Ituzaingó y que tenía buen conocimiento de quien está al frente de ella por leer artículos que quien esto escribe y se largó hacia nosotros llegando a nuestra casa a las 2.45 del sábado”. 
Tras el relato hecho, explica Massa que: 
“Dejamos descansar a la señora y fuimos con el esposo hasta el lugar del encuentro, donde no advertimos nada y al que volvimos en la mañana de ayer, sin que tampoco encontráramos rastro alguno.  Con el nuevo día y luego de haber mantenido una prolongada charla lo que nos permitió conocer la seriedad de ambos, el matrimonio partió de regreso hacia Corrientes capital”. 
De particular interés son las razones que habría aducido el testigo para poner en conocimiento de la periodista el incidente: 
“Me mueve a hacer esta declaración –dice– una sola circunstancia y es esta que el hombre[13] me pidió que dijera a todos que quieren conocernos y que no tengan miedo y que son seres buenos. Lo hago porque si todo esto contribuye a que se esclarezca todo el misterio de los seres extraterrestres habremos contribuido a compartir la Humanidad que nosotros integramos. Si todo esto llega a ser una fantasía que inventan norteamericanos o rusos, que son dueños de las naves espaciales de gran sofisticación y velocidad, habremos perdido el tiempo, pero yo personalmente, estoy seguro que hablé con un ser de otro mundo, un ser amable, dulce por momentos, preocupado por nosotros que solo quiso, tal vez, cumplir una misión de acercamiento a la Tierra y a la Humanidad, y aunque debo reconocer que tuve mucho miedo, será uno de los recuerdos más hermosos y fascinantes que me ha tocado vivir, y ojalá me vuelva a ocurrir, porque entonces me bajaré del auto, intercambiaré opiniones y preguntaré qué es lo que no hice ahora, preguntar, a raíz de la fuerte impresión que tuve”. 
Cuestionamiento hecho al Caso Ituzaingó (1985). El caso ha sido puesto en cuestión por Roberto Banchs entre otras razones por no identificarse a los protagonistas del relato [“nos pide que mantuviéramos su identidad en reserva”[14]][15] de los que solo se señala su edad [“él tiene 41 años y ella 36”] y lugar de residencia [“Corrientes (es oriundo de la capital provincial)”][16].

Elementos del camino de la aventura del héroe presentes en el relato. En este trabajo seguimos al estudio hecho por Joseph Campbell sobre el <<camino de aventura>> mitológica del <<héroe>>, entendido como “la magnificación de la fórmula representada en los ritos de iniciación[17]separación-iniciación-retorno, que podrían recibir el nombre de unidad nuclear del monomito” (Campbell, 1992: 35)[18], buscando establecer, los elementos típicos del ciclo completo (Campbell, 1992: 225) que pudieran estar presentes[19] en el relato del caso Ituzaingó (1985)[20]. Para ello indicaremos las etapas y subdivisiones (Campbell, 1992: 40) del periplo mitológico del héroe (Campbell, 1992: 223-224) y seguidamente desagregaremos del relato del CI, las partes que entendemos se corresponden a ellas:

I. Separación:

1)     Llamado a la aventura: “El héroe mitológico[21] abandona su choza o castillo, es atraído, llevado, o avanza voluntariamente hacia el umbral de la aventura” (Campbell, 1992: 223). CI: El matrimonio se dirige en automóvil de Posadas hacia Corrientes a una “velocidad crucero” “cuando advirtió luces” que lleva al conductor a aminorar “la marcha y cuando (…) una luz cobró mayor potencia (…) se detuvo, ante la inquietud de su esposa que le pedía que siguiera”.

II. Iniciación:

1)     Umbral de la aventura: “Allí encuentra la presencia de una sombra que cuida el paso. El héroe puede derrotar o conciliar esta fuerza y entrar vivo al reino de la oscuridad (batalla con el hermano, batalla con el dragón; ofertorio, encantamiento), o puede ser muerto por el oponente y descender a la muerte (desmembramiento, crucifixión)” (Campbell, 1992: 223). CI: a) sombra que cuida el paso: “un hombre se acercó a ellos”; b) conciliación con la fuerza: El humanoide “solicito a nuestro entrevistado que le entregara algo para llevar a MAIT y el hombre tomó (…) y se los entregó al “extraterrestre” (…) señalándole para qué era cada una de las cosas que le entregaba”.

2)     Detrás del umbral: Detrás del umbral, después, el héroe avanza a través de un mundo de fuerzas poco familiares y sin embargo extrañamente íntimas, algunas de las cuales lo amenazan peligrosamente (pruebas), otras le dan ayuda mágica (auxiliares)” (Campbell, 1992: 223). CI: a) fuerzas poco familiares: “No somos de la Tierra”; b) intimidad: “el matrimonio contempló a un hombre de perfectas facciones humanas”, “manejaba un fluido castellano más propio del argentino”; c) pruebas: “el conductor del auto le solicitó que los dejara ir el extraterrestre le pidió que no lo hiciera y que lo escuchara”; ch) peligro: “la esposa lloraba y se acurrucó junto al marido”, “nunca pensó que se pudiera sentir tanto temor y asombro”.

3)      Nadir de la aventura: “Cuando llega al nadir del periplo mitológico, pasa por una prueba suprema y recibe su recompensa. El triunfo puede ser representado como la unión sexual del héroe con la diosa madre del mundo (matrimonio sagrado), el reconocimiento del padre-creador (concordia con el padre), su propia divinización (apoteosis) o también, si las fuerzas le han permanecido hostiles, el robo del don que ha venido a ganar (robo de su desposada, robo del fuego); intrínsecamente es la expansión de la conciencia y por ende del ser (iluminación, transfiguración, libertad)” (Campbell, 1992: 223-224). CI: a) prueba suprema: “!No [sic]  se asusten!! ¡No tengan miedo!”, “le pidió (…) que lo escuchara”; b) Expansión de la conciencia y del ser: “aunque debo reconocer que tuve mucho miedo, será uno de los recuerdos más hermosos y fascinantes que me ha tocado vivir, y ojalá me vuelva a ocurrir, porque entonces me bajaré del auto, intercambiaré opiniones y preguntaré qué es lo que no hice ahora, preguntar, a raíz de la fuerte impresión que tuve”.

III. Retorno:

1)     (Inicio del) retorno: “El trabajo final es el del regreso. Si las fuerzas han bendecido al héroe, ahora éste se mueve bajo su protección (emisario); si no, huye y es perseguido (huida con transformación, huida con obstáculos)” (Campbell, 1992: 224). CI: Emisario: “Dígale a todos que no tengan miedo“, ”pidiéndole que contara que ellos eran buenos”, “me pidió que dijera a todos que quieren conocernos y que no tengan miedo y que son seres buenos”.

2)     Umbral del retorno: “En el umbral del retorno, las fuerzas trascendentales deben permanecer atrás; el héroe vuelve a emerger del reino de la congoja (retorno, resurrección)” (Campbell, 1992: 224). CI: Fuerzas trascendentales permanecen atrás: “El “extraterrestre” (…) se alejó hacia el “OVNI” donde lo aguardaban otros seres (…) y la luz se elevó rápidamente desapareciendo del lugar en el horizonte”.

3)     Retorno: “El bien que trae restaura al mundo (elixir)” (Campbell, 1992: 224)[22]. CI: Bien que trae: “Lo hago porque si todo esto contribuye a que se esclarezca todo el misterio de los seres extraterrestres habremos contribuido a compartir la Humanidad que nosotros integramos (…) pero yo personalmente, estoy seguro que hablé con un ser de otro mundo, un ser amable, dulce por momentos, preocupado por nosotros que solo quiso, tal vez, cumplir una misión de acercamiento a la Tierra y a la Humanidad”.

A modo de conclusión. Surge del examen la presencia en el relato del caso Ituzaingó (1985) de elementos típicos del ciclo del héroe, pudiendo afirmarse que el mismo seguiría[23] el modelo de la unidad nuclear del monomito: “una separación del mundo, la penetración a alguna fuente de poder, y un regreso a la vida para vivirla con más sentido” (Campbell, 1992: 39-40).

Bibliografía

Agencia   1985a:
 en El Litoral, Corrientes, martes 27 de agosto de 1985, página 5.

Agencia   1985b:
en El Litoral, Corrientes, domingo 25 de agosto de 1985, p.20.

Banchs, Roberto   2007:
Ituzaingó (Cts.): Diálogo con extraterrestres.
Marcianitos Verdes - diciembre 15, 2007. ´
- Última visita: 18/12/2013.

Campbell, Joseph   1992:     
El héroe de las mil caras. Psicoanálisis del mito.
Buenos Aires, ed. Fondo de Cultura Económica, trad. cast. de Luisa Josefina Hernández, 1992.

Eliade, Mircea   1961:
Mitos, sueños, misterios.
Buenos Aires, ed. Compañía General Fabril, trad. cast. de Lysandro. Z. D. Galtier, 1961.

Hynek, J. Allen   1979:
El informe Hynek.
Buenos Aires, ed. Javier Vergara, trad. cast. de  Ariel Bignami, 1979.

Mendoza, Oscar Raúl   1993:
Ovnis: Huellas y tripulantes.
Santa Fé, ed. del Autor, 1993.

Ribera, Antonio   1982:
Treinta años de ovnis.
Esplugues de Llobregat (Barcelona), ed. ed. Plaza & Janes, 1982.

Telam   1985:
OVNI.
en El Litoral, Corrientes, sábado 24 de agosto de 1985, p.2.

Vallée, Jacques   1976:
Pasaporte a Magonia.
Esplugues de Llobregat (Barcelona), ed. Plaza & Janes, trad. cast. de Antonio Ribera, 1976.

ANDRÉS SALVADOR Es Abogado y Profesor de Ciencias Jurídicas. Se interesa en el Pensamiento simbólico y en el contexto de su pérdida social y sus consecuencias; asimismo se ha dedicado al estudio de la persistencia del pensamiento mitológico y su relación con el fenómeno OVNI. Es administrador del blog OVNIS en Corrientes  http://www.ovnisencorrientes.blogspot.com.ar/ que presenta notas e información sobre el fenómeno y su manifestación en el ámbito de esa Provincia. Es responsable del Café Ufológico de Corrientes, miembro de la Acadèmie d'Ufologie de Francia y de la Comisión de Estudio del Fenómeno Ovni de la República Argentina – CEFORA, así como Director Nacional del Capítulo de la Mutual UFO Network – MUFON en Argentina. Está dedicado a la elaboración de un catálogo de los casos registrados documentalmente en la Provincia de Corrientes entre 1947 y 2001.




[1] En todos los casos las citas del incidente hechas en este trabajo corresponden a ese artículo. Los fragmentos se reproduce textualmente suprimiéndose negritas y corrigiéndose solo ocasionales errores ortográficos.

[2] Es de interés señalar que  El Litoral del día sábado 24 de agosto de 1985 en página 2, informaba de una observación ocurrida días antes en Cataratas del Iguazú [Provincia de Misiones – República Argentina]  en los siguientes términos: “POSADAS (MISIONES), 23 (TELAM) – Un luminoso OVNI permaneció ayer durante varias horas estacionado sobre las Cataratas del Iguazú, 350 kilómetros al norte de aquí, para poco después de las 13 horas desaparecer a gran velocidad.” (Telam, 1985). El mismo día del hecho que examinamos se habría producido alrededor de la 01:00 hs., la observación de un OVNI en Ituzaingó y en un lugar no claramente precisado de la República del Paraguay, que la periodista Norma Massa vincula al EC3 del que fuera protagonista el matrimonio (Agencia, 1985a).

[3] Indica Massa que el matrimonio llegó “a nuestra casa a las 2.45 del sábado”.

[4] “Le agradezco todo lo que ha hecho por nosotros, y yo también puedo decir que llegar a la Agencia de EL LITORAL en Ituzaingó, es como llegar a la casa de uno, pero que usted me atienda a la madrugada en este medio donde la delincuencia pulula, es más sorprendente todavía. Por eso agradezco mucho que usted haya estado aquí”.”

[5] “los protagonistas llegan a nosotros, fuertemente impresionados y con deseos de ocultar su identidad a la opinión pública “para no ser pasto de las chanzas de amigos, conocidos y vecinos o asediados por la prensa, uno puede pensar que algo ocurrió verdaderamente””.

[6] “Atónito el matrimonio contempló a un hombre de perfectas facciones humanas”.

[7] “le llamó la atención la normalidad y el modo de hablar tan parecido al nuestro, lo que muestra, dijo ella, que evidentemente, si hay otros mundos, nos han estudiado mucho, hasta en nuestro idioma”.

[8] “La señora nos expresó que no pudo controlar su miedo, pues en principio pensó en asaltantes ya que habían tenido una triste experiencia, en tal sentido cuando viajaban en otra oportunidad”.

[9] “manifestando que muchas cosas no pudieron advertir en el hecho ocurrido por el fuerte temor que sintieron, manifestando el que nunca pensó que se pudiera sentir tanto temor y asombro, en un caso como el que le tocó vivir”.

[10] En relación a esta solicitud téngase presente el paralelo entre los seres que aparecen en los relatos de cuentos, mitos y leyendas, y los actuales ocupantes de los OVNIS hecho por Jacques Vallée, 1976 en: El Buen Pueblo, pp. 47-84, en particular el caso de Gary T. Wilcox del 24 de abril de 1964, pp. 70-71, incluido en el catálogo del autor citado: Un siglo de aterrizaje de OVNIS (1868-1968) con el número 596 (Vallée, 1976: 424) donde se advierte tanto el comportamiento amistoso de los humanoides como el pedido hecho por estos a su interlocutor, de la entrega de un objeto; el caso es presentado con mayor detalle en Antonio Ribera, 1982: El encuentro de Gary Wilcox con dos humanoides, pp. 206-212.

[11] Recuerda Oscar Raúl Mendoza que: “En muchos encuentros del tercer tipo los tripulantes aconsejan al testigo no tocar la nave y retirarse de ella al momento de partir” (Mendoza, 1993: 56).

[12] “No recuerda nuestro visitante el tiempo que duro la entrevista tan singular (…) pero expreso que había salido alrededor de la 1 de la madrugada de Posadas”.

[13] = el extraterrestre.

[14] “La seriedad de EL LITORAL me permite expresarme públicamente sobre todo esto y si oculto mi nombre es por razones poderosas como las burlas, o las chanzas, imagínese, señora, que si hoy en día los alumnos se burlan de los profesores y hasta de sus padres, lo que sería mi vida entre los vecinos y en mi trabajo, con gente que ha perdido hace rato la dimensión del respeto.”

[15] Banchs remite a la conclusión de la indagación hecha  a su solicitud por el investigador Jesús Roberto Róvere quién entiende: "conveniente archivar el caso y considerarlo falso hasta tanto no se pueda entrevistar a los testigos o reunir una información que permita cambiar esta impresión” (Banchs, 2007).

[16] Recuerda Banchs que según algunas fuentes el hombre sería medico (Banchs, 2007).

[17] “Los llamados ritos de “iniciación” (…) se distinguen por ser ejercicios de separación formales y usualmente severos, donde la mente corta en forma radical con las actitudes, ligas y normas de vida del estado que se ha dejado atrás” (Campbell, 1992: 16); sobre esto véase Mircea Eliade, 1961: Misterio e iniciación, pp. 235-241.

[18] Según Campbell el monomito es la “constante vasta y asombrosa de las verdades básicas que el hombre ha vivido en los milenios de su residencia en el planeta” que se advierte en los “paralelos inmediatamente aparentes” que resultan de “reunir un grupo de mitos y cuentos populares de todas partes del mundo y dejar que los símbolos hablen por sí mismos” (Campbell, 1992: 9); sobre el monomito véase Campbell, 1992: 11-49.

[19] “Los cambios que se llevan a cabo en la escala del monomito desafían toda descripción. Muchas historias aíslan  o aumentan grandemente uno o dos elementos típicos del ciclo completo (el motivo de la prueba, el motivo de la huida, el rapto de la desposada), otros reúnen un grupo de ciclos independientes en una sola serie (como en la Odisea). Caracteres o episodios diferentes pueden multiplicarse y reaparecer bajo muchos cambios” (Campbell, 1992: 225).

[20] En adelante CI.

[21] “Una persona es un héroe o una heroína cuando funciona en el interés de valores que no son locales o personales sino una fuerza más amplia de la cual la persona es vehículo” (Campbell, 2002: 142) = CI: “Me mueve a hacer esta declaración –dice– una sola circunstancia y es esta que el hombre (…) me pidió que dijera a todos (…) Lo hago porque si todo esto contribuye a que se esclarezca todo el misterio de los seres extraterrestres habremos contribuido a compartir la Humanidad que nosotros integramos”.

[22] Explica Campbell que: “Típicamente, el héroe del cuento de hadas alcanza un triunfo doméstico y microscópico, mientras que el héroe del mito tiene un triunfo macroscópico, histórico-mundial. De allí que mientras el primero (…) se adueña de poderes extraordinarios y prevalece sobre sus opresores personales, el segundo vuelve de su aventura con los medios para lograr la regeneración de su sociedad como un todo” (Campbell, 1992: 42).

[23] “es asombrosa la poca variedad que se encuentra en la morfología de la aventura, en los personajes que intervienen, en las batallas ganadas. Si uno u otro de los elementos básico del arquetipo queda omitido de un cuento de hadas, leyenda, ritual o mito, se halla implícito de uno u otro modo. Y la omisión misma puede ser muy significativa para la historia y la patología del caso” (Campbell, 1992: 42).