sábado, 19 de abril de 2014

RELIGION, EXPLORACION ESPACIAL Y VIDA EXTRATERRESTRE

Andrés Salvador

ALH 84001 - Crédito: NASA

El siguiente artículo fue publicado originalmente en el diario Época de Corrientes, el martes 12 de agosto de 1997, 2da sección Arte, Cultura y Espectáculos, pp.2-3.


 "RELIGION, EXPLORACION ESPACIAL Y VIDA EXTRATERRESTRE

Por Andrés O. R. Salvador

 EL FENOMENO RELIGIOSO Y LA EXPLORACION DEL ESPACIO

    Como señala Carmen Balzer, el fenómeno religioso representa una constante en la historia de la humanidad, por cuanto en ella se levantan los grandes interrogantes sobre la vida y la muerte, el mas allá, los valores éticos, Dios, el dolor, la injusticia, la esperanza, la fidelidad, la libertad, la fraternidad, el mal, etc. [1]. Por ello no resulta sorprendente que la experiencia religiosa y su correspondiente acto [2]encuentre lugar en momentos en que la humanidad se aventura en la exploración del espacio. Esto, se nos revela aun en pequeños gestos, como el de Christa McAuliffe [3], la maestra escogida para ser el primer ciudadano común que formaría parte del programa espacial norteamericano y que falleciera en la tragedia del transbordador espacial Challenger en 1986, quien en su maletín de vuelo llevaba una copia del poema de John Gillespie Magee titulado <<High Flight>>, en el que se nos remite a esa experiencia entrañable del hombre que se siente vinculado al Ser Supremo, origen de cuanto existe y en quien deposita confiadamente su vida entera [4]:
                              
       ¡Oh ! Ya rompí los rudos y
                                    terrenales lazos;
                               por los cielos dancé con alas
                                    argentiferas,
                               ascendiendo gozoso, rumbo al Sol,
                                    en el lampo
                               donde las nubes rondan con astral
                                    alegría.
                               Mil venturas sentí de mágicas
                                    vivencias...
                               Agilmente surcaba por los vientos
                                    intactos
                               donde ni leve alondra ni el águila
                                    planean.
                               Y mientras, silenciosa, mi mente
                                    en el arcano
                               hollaba santidades en regiones
                                    etéreas,
                               toqué con débil dedo la faz de
                                    Dios.

Las esperanzas que en los hombres de Fe despierta la exploración espacial fueron interpretadas por S.S. Juan Pablo II, quien en vísperas de la llegada de la nave Pathfinder al planeta Marte el pasado 4 de Julio, y en ocasión de un encuentro con astrofísicos llegados a Roma para participar de un congreso organizado por el Observatorio Astronómico Vaticano, dijo que esperaba que <<la investigación de las amplias extensiones del universo y de los misterios del tiempo y del espacio despierten un respeto por la infinita sabiduría del Creador y un mayor aprecio por la dignidad de cada ser humano creado a su imagen>>[5].

VIDA EXTRATERRESTRE E INTERROGANTE RELIGIOSO

   Una serie de episodios vinculados a la exploración del espacio y que se refieren a la posibilidad de hallar vida fuera de la tierra han generado una serie de interrogantes no solamente científicos y filosóficos sino también religiosos. Entre estos episodios debemos señalar tanto al interés de la comunidad científica por las iniciativas destinadas a la búsqueda mediante radiotelescopios de inteligencia extraterrestre, las que desde 1960 han involucrado una cantidad superior a 250.000 horas de observación y la utilización de radiobservatorios instalados en Alemania, Argentina, Australia, Canadá, EE.UU., Francia, Holanda, Inglaterra, Japón y Rusia, y que se tradujera en la creación en 1982 dentro del ámbito de la Unión Astronómica Internacional, de la Comisión 51 dedicada a la búsqueda de inteligencia extraterrestre [6]; como a las expectativas generadas a partir del hallazgo en 1984 de un meteorito (ALH 84001) de origen marciano, caído en la Antártida hace unos 13.000 años y que presenta huellas ultramicroscopicas de formas parecidas a bacterias fósiles conforme al anuncio hecho por la NASA en agosto de 1996, cuestión esta a la que se vincula el amartizaje de la sonda Pathfinder. Todo esto se produce dentro del marco del retorno generalizado del interés por la religión que se esta produciendo en Occidente, retorno este que Gianni Vattimo[7]  relaciona al que las confesiones religiosas parecen estar en condiciones de afrontar con mas seguridad, aun cuando esto tal vez solo sea una impresión ligada a sus pretensiones dogmáticas, los problemas éticos inéditos que nuestra sociedad enfrenta cada vez con mayor frecuencia: manipulación genética, limites de la vida, relación de la técnica con la naturaleza. Es por eso que considero de interés conocer la opinión que en relación al eventual encuentro de vida extraterrestre fueran vertidas por miembros calificados de las tradiciones religiosas de las que es tributaria la Cultura Occidental, Judaísmo y Cristianismo, no sino antes advertir  que la  cuestión fue  abordada, en distintas oportunidades, por la Ciencia Ficción [8]con notable responsabilidad como en las obras de  James Blish <<Un caso de conciencia>> [9]y Carl Sagan <<Contacto. El llamado de las estrellas>> [10]  en lo que Tony Rough llama unas relaciones conflictivas. Para el Rabino de la comunidad Bet-El  Daniel Goldman [11], el pensamiento antropocentrico que subyace a la forma tradicional de comprender la realidad, así como a ciertas miradas de la Teología Clásica, supone la negación del enfoque científico coperniqueano y newtoneano por la que se requiere de un cambio que acompañe y comprenda los avances de la ciencia, colocando a toda la Creación en su verdadera dimensión, buscándose la elaboración de paradigmas que no estén centrados en el hombre, sino en Dios; por ello considera que  <<Seguir creyendo que somos los únicos seres del Cosmos es absolutamente incorrecto. Este enfoque solamente aumenta nuestra omnipotencia y minimiza la creación de Dios>>. Desde una perspectiva cristiana para el Padre Gino Concetti [12], teólogo franciscano que es desde hace treinta años articulista del periódico L' Osservatore Romano, órgano oficial del Vaticano, la conquista del espacio propone una serie de interrogantes sobre la existencia de vida fuera de nuestro planeta y fuera de nuestro sistema solar; así, suponiendo que existan seres extraterrestres se pregunta si  son como nosotros?  con lo que presentarían una sustancia física,  destinada a corromperse y un elemento espiritual que es el alma, o si son como los ángeles? una sustancia espiritual, o acaso  hay una tercera variante?. Si son como nosotros se debe preguntar si han estado unidos, al menos moralmente, con nuestros progenitores Adán y Eva con lo que, el pecado de estos se habría extendido a ellos, aun cuando, pudiera ocurrir también que Dios no los haya sometido a una prueba como a la primera pareja humana y a los ángeles, por lo que vivirían en  estado de gracia. El Padre Concetti no creen que estos seres estén consociados a nosotros sino que la experiencia que se encuentra en las Sagradas Escrituras refiere la experiencia histórica de nuestro planeta, no de otros, a menos que Dios en su Omnipotencia les hiciera una Revelación  proporcionada a su dignidad y naturaleza. Sostiene también que si bien Dios podría manifestarse de diversos modos, la manifestación de Cristo como hombre, solo habría ocurrido en la Tierra, no pudiendo pensarse que Dios se encarne otras veces por repugnar a su naturaleza.

A MODO DE CONCLUSIÓN

Sin dudas el entusiasmo por el hallazgo de vida extraterrestre, cualquiera sea la forma en que se presente no podrá dejar de ser compartido pues, como señalara el teólogo jesuita Domenico Grasso, esto significaría <<tener conocimiento de que Dios se glorifico en montones de mundos...>> [13]; empero aun todo es prematuro y existen reclamos mas urgentes de este mundo a los que las religiones deben atender y que en cierto modo ya se expresan en la pregunta que hacia el 600 a. de C. le planteara Anaxímenes a Pitágoras: ¿Por qué  motivo tendría que ocuparme en buscar los secretos de las estrellas si tengo continuamente ante mis ojos a la muerte y a la esclavitud? [14].

Andrés O. R. Salvador es miembro de la Comisión de Astronomía de la Asociación  UNESCO Corrientes. El autor dedica este articulo a María Virginia Centurión, por los intereses comunes." (Salvador, 1997).

Bibliografía

Salvador, Andrés   1997:
Religión, Exploración Espacial y Vida Extraterrestre.
en Época, Corrientes, martes 12 de agosto de 1997, 2da sección
 Arte, Cultura y Espectáculos, pp.2-3.             



[1] Cf. Carmen BALZER. BREVE HISTORIA DE LAS IDEAS RELIGIOSAS. Editorial Claridad S.A. Buenos Aires,1988. BREVE HISTORIA CLARIDAD p.27.

[2] Cf. BALZER,op.cit.,p.25.

[3] Cf. Robert HOHLER. LA MAESTRA QUE TOCO LA FAZ DE DIOS. Selecciones del Reader`s Digest Tomo XCVI, Num.566 ENERO DE 1988 pp.15 – 21.

[4] Cf. BALZER, op.cit.,p.11.

[5] Cf. El PAPA HABLO DE LA LLEGA DA DE LA HUMANIDAD A MARTE. Cristo Hoy Semanario Católico Nº163 Semana del 10 al 16 de julio de 1997 p.4.

[6] Cf. Guillermo LEMARCHAND. PROGRESOS EN RADIOASTRONOMIA. Universo. Astronomía y Astronáutica Nº8 – Diciembre 1995 pp.18 – 24 particularmente pp.22 – 23.

[7]Cf. HABLAR DE DIOS. Clarín. Jueves 3 de abril de 1997.CULTURA Y NACION p.4.

[8] Cf. Tony ROUGH. CIENCIA FICCION Y RELIGION (CRONICA DE UNAS RELACIONES CONFLICTIVAS) incluido en Samuel R. DELANY. LA BALADA DE BETA – 2. Ediciones Martínez Roca, S.A. Barcelona,1976. Super Ficción 14. Traduccion de Manuel Espin pp.123 – 148.

[9] Ediciones Martínez, Roca S.A. Barcelona,1977. Super Ficción 17. Traduccion de R. A. A.

[10] Emece Editores S.A. Buenos Aires,1986. Grandes Novelistas. Traducción de Raquel Albornoz.

[11] Cf. NO DEBEMOS SER LOS UNICOS. Clarín. Domingo 13 de julio de 1997. SEGUNDA SECCION p.7.

[12] Cf. Julio ALGAÑARAZ. ESTE DIOS Y LOS OTROS SERES. Clarín. Domingo 13 de julio de 1997. SEGUNDA SECCION p.7.

[13] Cf. “DIOS PUDO HABER CREADO OTROS MUNDOS SIMILARES A LA TIERRA”. Clarín. Martes 8 de julio de 1997.INFORMACION GENERAL p.30.

[14] Cf. Carl SAGAN. COSMOS. Editorial Planeta,S.A.Barcelona,1983. Colección Documento. Traducción de Miquel Muntaner i Pascual y Ma. Del Mar Moya Tasis p.317.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada