lunes, 21 de octubre de 2013

REPORTE DEL CORRESPONSAL INVESTIGADOR DE MUFON ARGENTINA LUIS EMILIO ANNINO SOBRE EL CASO 49100 BARRIO SANIDAD (MENDOZA - CAPITAL)

MUFON Argentina 
MUFON Argentina completó con éxito su primera investigación a través de la modalidad de nombrar Corresponsales Investigadores, en el marco de una estrategia que apunta a favorecer mayores y mejores tareas colaborativas en red para realizar estudios en regiones del país donde la Mutual UFO Network - MUFON no tiene representantes directos.

La sede central de la MUFON en Cincinnati había solicitado al Capítulo Argentino se investigara el incidente registrado como MUFON Report 49100, relativo a un avistamiento en la ciudad de Mendoza en 1983. El Director Nacional de MUFON Argentina, Andrés Salvador, solicitó la colaboración de Luis Annino, investigador de reconocida trayectoria en la edición del blog Orbita Cero y la coordinación del Café Ufológico de Mendoza, quien amablemente aceptó ser nombrado Corresponsal Investigador de la MUFON para analizar este caso en particular. Habiendo completado los pasos metodológicos necesarios, su trabajo y conclusiones se exponen en el presente informe que ya ha sido ingresado a la base de datos de la MUFON en Estados Unidos.

El Capítulo Argentino de la MUFON agradece a Luis Annino por su generosa colaboración y expresa su reconocimiento por la calidad investigativa de su trabajo. Por otra parte, se demostró que la modalidad de promover Corresponsales Investigadores designados por MUFON Argentina es viable y eficaz, lo que alienta a continuar avanzando en los objetivos trazados. Este es el reporte:
  
Reporte MUFON Argentina
Caso 49100 (Barrio Sanidad-Capital-Mendoza)
Luis Emilio Annino
Corresponsal Investigador MUFON Argentina - Mendoza

Antecedentes El pasado 21 de julio de 2013 se incorpora al sistema receptor de denuncias de incidentes OVNI de MUFON EE.UU. el caso nº 49100 por parte de una persona identificada como Alexis Vie, residente en la Ciudad de Mendoza, quien expuso algunos datos correspondientes al avistamiento de un fenómeno aéreo inusual que habría ocurrido el 15 de febrero de 1983, aproximadamente en horas de la medianoche (probablemente sucedió el 16 y no el 15 de febrero como se señalará más adelante) al que textualmente describe como un “Balon que salio detras de la luna, y se fue hacia el lado de las montañas”. Seguidamente amplía el relato señalando que “Era verano, mi casa da enfrente de un cerro, la luna estaba llena, y de repente salio esta balon detras de luna dirijiendose hacia San Juan, disminuyendo su luz, lo vi junto a mi papa y vecino,”.
Con esta información disponible y que me fuera remitida por la Dirección Nacional de MUFON Argentina es que procedí a comunicarme con el testigo del caso.
El relato del testigo Dado que el testigo Alexis Vie ofreció como único medio para comunicarse con él su correo electrónico, le escribo un mensaje expresándole mi interés en conocer más detalles de su experiencia, brindándome una respuesta casi inmediata a mi solicitud, que es la siguiente:
“Buenas noches Emilio, te explico mas sobre este avistamiento, en ese entonces vivia en el Barrio Sanidad, justo enfrente del cerro Arco, era una hermosa noche de verano, en esa epoca se acostumbraba quedarse con los vecinos en la vereda a disfrutar de un poco de aire fresco, la luna estaba llena, justo enfrente de mi casa, de repente detras de la luna salio este objeto de color blanco de forma de un balon y de tamano grande que a simple vista se veia perfecto, dirigiendose hacia lo que se llama las Lajas, a medida que se desplazaba destellaba en si contorno, a su vez iba desapareciendo, esto habra durado unos 45 segundos mas menos, el mismo fue visto por mi padre y vecino que estabamos justo afuera de las casas. Espero que la haya servido mi relato, y desde ya muchas gracias por haberse contactado”.
 Un intento posterior para contactarme con el testigo resultó infructuoso, no pudiendo obtener ninguna información complementaria por parte del mismo. Por ello me vi motivado a realizar algunas indagaciones en fuentes informativas adicionales que pudieran ofrecerme un mejor grado de conocimiento sobre el contexto en que habría ocurrido el incidente señalado.
Información histórica Me dirigí a la hemeroteca mayor de la Biblioteca Pública Gral. San Martín para buscar en los dos principales diarios que se publicaban en la época (Los Andes y Mendoza) la existencia de alguna referencia al caso denunciado o a algún otro que hubiera ocurrido previamente durante el mes de febrero de 1983 en nuestra provincia pero los resultados fueron negativos.
Estado del tiempo informado por el Servicio Meteorológico Nacional 
(dependiente de Fuerza Aérea Argentina) para los días 14 (izq.) y 15
(der.) de febrero de 1983. (Diario Los Andes 15/02/1983 y 16/02/1983)
También consulté en las mismas fuentes el Estado del Tiempo informado por el Servicio Meteorológico Nacional (dependiente de Fuerza Aérea Argentina), a los fines de compararlo con la descripción realizada por el testigo “…era una hermosa noche de verano, en esa epoca se acostumbraba quedarse con los vecinos en la vereda a disfrutar de un poco de aire fresco, la luna estaba llena,…”, presentando los siguientes resultados:
 La jornada del 14 de febrero mejoraba luego de algunos días previos de mal tiempo, con disminución de nubosidad y viento rotando del NE con leve ascenso de la temperatura, mientras que para el 15 de febrero hubo pleno sol, con circulación predominante del NE y marcado ascenso de temperatura. Dado que el testigo sitúa su observación aproximadamente a la medianoche del día 15 sin aclarar si era el tránsito de la noche del día 14 para el 15 o del 15 para el 16, se considera que mejor se ajusta esta última situación a las condiciones ambientales imperantes en el momento del avistamiento según la descripción del testigo, aunque cabe advertir que la luna de esa noche era creciente y no llena como señaló el mismo. 

Publicidad del cine Lavalle de “E.T. El
Extraterrestre” de la semana  del incidente
 (Diario Los Andes)
Por otra parte, mientras realizaba la búsqueda de antecedentes inmediatos al caso reportado, pude detectar en ambos medios periodísticos la presencia de dos elementos que a mi juicio son de gran valor histórico para contextualizar, desde un punto de vista sociocultural, la denuncia de este incidente, lo que podría haber actuado como condicionante para la no identificación por parte del testigo de un objeto conocido o cognoscible y por ende su asociación con un OVNI. En primer lugar la proyección en el desaparecido cine Lavalle de la memorable película “E.T. El Extraterrestre” (Steven Spielberg, 1982), que alcanzaba la novena semana de éxito local para cuando ocurrió el caso, lo que implicaba nueve semanas consecutivas (¡más de dos meses!) en donde el tema extraterrestre, al menos a modo de entretenimiento, estaba en boca de la gente; y en segundo lugar la publicación diaria de una recordada historieta de ciencia ficción llamada “El regreso de Osiris” (Alberto Contreras, 1973-1979) en donde platillos voladores, seres de otros mundos y viajes espaciales constituían su esencia fundamental. Se puede afirmar entonces que “lo extraterrestre” estaba presente de manera cotidiana en los medios periodísticos, pudiendo dejar alguna impronta cultural en la sociedad mendocina de ese entonces, de la que también formaba parte nuestro testigo.

Sobre estas líneas, el capítulo del día 15 de febrero de 1983 de “El regreso
de Osiris” (Diario Mendoza). 

Una vez determinadas brevemente las condiciones ambientales y socioculturales existentes en el momento de la observación, restaba saber algunos aspectos notables del lugar desde donde se hizo la observación.

El lugar del avistamiento El testigo señala que “…en ese entonces vivia en el Barrio Sanidad, justo enfrente del cerro Arco...” y que en una noche de verano de febrero de 1983 junto a otras personas pudo ver que desde una posición aproximadamente enfrentada a su casa “…de repente detras de la luna salio este objeto de color blanco de forma de un balon y de tamano grande que a simple vista se veia perfecto, dirigiendose hacia lo que se llama las Lajas…” 

Posible trayectoria seguida por el objeto (en amarillo)
 observado  por Alexis Vie, el punto celeste corresponde al
 barrio ATSA, y ligeramente hacia el NE. se encuentra el
viejo Aeroparque  Mendoza y la ex  Estación Eolo. 
El barrio ATSA (mejor conocido como Sanidad) en donde vivía el testigo está situado al O. del departamento Capital, en una zona del piedemonte mendocino en donde está situado el anteriormente mencionado cerro Arco, conocido popularmente porque en sus inmediaciones y de manera “intraterrena” estaría localizada una ciudad denominada Isidris, de la que se registrarían noticias de la misma varios años después del evento presenciado por el señor Alexis Vie y con un marcado impacto cultural que excedió los límites de nuestra provincia.
El objeto luminoso y con forma de balón fue visto dirigiéndose hacia Las Lajas (departamento de Las Heras), esto es hacia el norte del punto de observación; idea que se ve reforzada por el reporte inicialmente efectuado por el señor Vie que decía “…y de repente salio esta balon detras de luna dirijiendose hacia San Juan”, provincia esta localizada inmediatamente al norte de Mendoza, por lo que se le puede atribuir al objeto desconocido un desplazamiento en sentido S-N. Cabe agregar que el término “balón” empleado por el testigo para definir la forma del objeto avistado puede corresponderse al de “esférico”, pero no es de uso popular y estaría más emparentado con la expresión anglosajona “balloon” que corresponde a la denominación en ese idioma de los globos estratosféricos.
 La referencia a estos últimos no es accidental, por cuanto a casi 2 km. al NE. del barrio ATSA estaba localizado el Aeroparque Provincial Mendoza (actual base aérea “Cóndor” de la Policía de Mendoza), lugar que funcionaba como base para el lanzamiento de globos estratosféricos, según señala la página web especializada en dicha temática Stratocat (http://stratocat.com.ar/bases/43.htm). Desde la misma hubo alrededor de 300 lanzamientos entre 1971 y 1991, de los cuales aparecen tres registrados en 1983: el 24/5 se lanza el experimento ALIR I, el 19/7 el denominado Genesis II, y el 5/10 uno que voló 9 horas sin más datos adicionales.  

Ex Estación Eolo (Crédito: stratocat.com.ar)
A su vez, el Lic. Pablo A. Pacheco en su libro “De Mendoza hacia el Cosmos. Astronomía, Astrofísica y Actividades Espaciales en el Siglo XX” (UNCuyo, 2013) recuerda que en 1980 la Comisión Nacional de Investigaciones Espaciales (CNIE) creaba el Centro de Investigaciones y Desarrollos Espaciales Mendoza (CIDEM) y la Base Aeroespacial Mendoza (BAM), desde la que operaría en los terrenos del aeroparque en donde se encontraba la ex Estación Eolo la División Globos, desde donde se realizarían los proyectos anuales Galaxia 81-83 que implicaban el lanzamiento de globos con diversas cargas, aunque no se tienen mayores datos sobre la cantidad y las fechas de esos lanzamientos.

¿Pudo haberse tratado de un meteoro o estrella fugaz? Ante la posibilidad de que el objeto luminoso observado por el señor Vie pudiera tratarse de algún fenómeno astronómico conocido (meteoro o estrella fugaz), realicé la consulta pertinente al Instituto Copérnico, situado en la localidad de Rama Caída, San Rafael (Mendoza), para comprobar si tenían datos históricos de un acontecimiento de este tipo hacia mediados de febrero de 1983, pero la respuesta fue negativa, ya que dicho observatorio funciona desde 1996. Además, señalaron, no tenían información de que alguien llevara esa clase de registros en la provincia. 
 Adicionalmente, me contacté con personal del Observatorio Astronómico de Córdoba para que me brindaran información relativa a las lluvias de estrellas fugaces que pudieran ser observadas desde el Hemisferio Sur, destacándose entre las mismas a las conocidas como “Leónidas (DLE)”, cuyo período de actividad se extiende del 15 de febrero al 10 de marzo (incluyendo lógicamente al día del avistamiento del objeto luminoso desconocido), con su máximo ocurriendo hacia el día 24. Vale agregar que el número máximo de observaciones por hora y en condiciones ideales (tasa horaria cenital) es muy bajo (2).
Si bien se puede asociar a esta lluvia de estrellas fugaces con lo que vio el señor Alexis Vie, donde éste expresaba que “…a medida que se desplazaba destellaba en si contorno, a su vez iba desapareciendo, esto habra durado unos 45 segundos mas menos…”, la aparente ausencia de una cola luminosa o estela y la relativa persistencia del fenómeno (los meteoros pueden ser observados entre menos de 10 y hasta 30 segundos) generan dudas sobre esta posible explicación del incidente.
Consideraciones finales La limitada información proporcionada por el testigo Alexis Vie dificulta tener un panorama certero de lo acontecido en la noche del 15 de febrero de 1983, en la zona comprendida entre el barrio ATSA y el cerro Arco, lo que conlleva a entrar necesariamente en el terreno especulativo. Se pudo comprobar que las condiciones favorables para la observación del cielo, tal como éste lo describe, son correctas. También se constató que el tema extraterrestre estaba presente en los medios periodísticos de la época, pudiendo afectar la capacidad de valoración de lo observado por parte del testigo. Por ello se considera que lo atestiguado por Vie podría estar vinculado al operativo Galaxia 83 de lanzamiento de globos estratosféricos, aunque la falta de información impide precisar este supuesto. Al mismo tiempo hay un detalle que no se puede soslayar: la circulación general de los vientos en la víspera era en sentido NE., mientras que el “balón” observado por Alexis Vie se dirigía en sentido S-N; esto es, en sentido contrario a los vientos. Finalmente se lo intentó relacionar con la lluvia de estrellas “Leónidas” que ocurre en esa época del año pero los resultados de dicha asociación son limitados. Por lo tanto se considera necesario que el caso deba permanecer de momento sin definición.